LOS  CHISTES DEL MOMENTO

 Niño Malintencionado

Un sacerdote está impartiendo la doctrina cristiana a los niños.  Los exhorta a no decir mentiras porque Dios está en todas partes y los escucha.  Un niño malintencionado le dice:

--¿Padre, Dios de veras está en todas partes?

--Sí, hijito.

--Oiga, padre, ¿y también está en el corral de mi tía Chencha?

--Sí, hijito.  También está en el corral de tu tía Chencha.

--Padre, ¡ya lo sorprendí en la mentira!  ¡Mi tía Chencha no tiene corral!

 

¡¿Donde Está la Fe?!

Estaba el cura dando la misa en la iglesia, y dijo:
En este pueblo se ha perdido la fe.
Y responde un borracho en voz alta:
¡Pues de aquí no sale nadie hasta que aparezca!

 

Asegúrate bien de lo que pides

Un hombre se arrodilla y le pide a Dios: Dios, ¡quita todo lo malo de mi!  Y . . . ¡desapareció!

 

Pregúntele a Jonás

Una maestra discutía con un estudiante cristiano y le decía:

--Pero José, ¡está científicamente comprobado que un pez no se puede tragar a una persona!

A lo que José le contestó:

--Maestra, usted se equivoca.  ¡La Palabra de Dios dice que un pez se tragó a Jonás!

Ella le respondió:

--¡No debes de creer en esas cosas, porque ya te dije que estaba científicamente comprobado que eso no puede ser!

José, enojado, dijo a su maestra:

--Cuando yo muera y vaya al cielo, le preguntaré a Jonás.

Y la maestra, que no creía en Dios, le dijo:

--¿Ah si?  ¿Y qué pasa si ese tal Jonás está en el infierno?

A lo que José le contestó inmediatamente:

--Pues, ¡entonces preguntele usted!

 

Pedrito, ¿Está Tu Papá?

Un señor va a la iglesia y le pide a San Pedro:
Por favor, haz que mañana llueva o te rompo con un martillo.
El párroco escuchó esto y cambió de lugar la estatua de San Pedro, puso una igual pero más chiquita para que el individuo no rompiera la más grande.
Al día siguiente, va el señor a la iglesia y le dice:
¿Pedrito está tu papá?

 

Creo que Voy a Tener una esposa

Juanito cayó en cama.  Para que se entretuviera, su madre le dio una Biblia para niños y él se puso a leer la historia de Adán y Eva.  Cuando llegó el médico y le preguntó dónde le dolía, Juanito se tocó las costillas y dijo:

  --¡Ay, doctor!, me duele aquí.  Creo que voy a tener una esposa.

 

¡A Lavar en la Misa!

Estaba un sacerdote celebrando una misa y dice:
¡Alabad, hermanos!
Y contesta una señora:
Y a planchad también que dejé mucha ropa.

 

Lotería Dominical

Un pastor predicando el domingo dice criticaba a los que cristianos que jugaban la lotería:

--Esos hermanos que están pendientes de la lotería, que si salió el número 32 ó el 13 ó 18 ó el 15.

En ese momento se para una hermana en medio de la congregación y dice:

--Perdón, pastor, ¿Me podría repetir los números?

 

¡Patos, al Agua!

El capitán de un barco que se hunde grita desesperadamente:

--¿Hay alguien a bordo que sepa rezar con devoción?

--Sí, yo --responde un pasajero.

--¡Perfecto, porque nos falta un chaleco salvavidas!

 

Frases Célebres

"¿Aprendiste las tablas?"  (La mamá de Moises)

"Madre hay una sola"  (Cain y Abel)

"Estoy pasando las de Cain"  (Abel)

"Lo que mata es la humedad"  (Egipcio cruzando el Mar Rojo)

 

¿Dónde están sus chistes?  Envíenoslos para que usted los comparta con otros también . . . Pulse aquí.

 

El Misionero Correteado

En la selva del Africa un leoncito se encontró a un misionero y empezó a corretearlo rugiendo con deseos de matarlo.  A esto cuando la leona madre alcanza a ver a su pequeño cachorro le grita: " ¡Niño no jueges con la comida!"

 

Loca discusión

En un manicomio dos locos discuten:

--Yo soy el rey.  Hoy mismo me lo dijo Dios.

El otro loco le contesta muy sorprendido:

--¡Pero si yo no te he dicho nada!

 

Monjas Muertas de Risa

Había un grupo de cuarenta monjas que esperaban para confesarse. Pasa la monja número uno, y le dice al sacerdote: Padre me he reído en misa.


La monja número dos dice lo mismo, y así sucesivamente hasta llegar a la monja número treinta y nueve y nuevamente confiesa lo mismo.


Al llegar a la última monja, el sacerdote le dice: Ya sé hermana, se ha reído en misa.
Y ella le contesta:
¡No padre, yo fui la que largué el chiste!  

 

La Falta de Oxígeno Mata  (¡y los Curas También!)

   Don Alfredo se hallaba en un hospital, a punto de morir.  Su familia había llamado al sacerdote.  Cuando el padre Luis se acercó a la cama, el enfermo pareció empeorar y comenzó a agitar frenéticamente los brazos, pidiendo algo para escribir.  El padre Luis le acercó papel y lápiz, y Alfredo usó el resto de energía que le quedaba para escribir un mensaje.  Acto seguido, murió.  No considerando prudente leer la nota en ese momento, el cura la guardó para leerla más tarde.

--Don Alfredo me dio esta nota justo antes de morir --dijo a los deudos al día siguiente--.  Seguramente se trata de un mensaje de consuelo.

 --Luego desdobló el papel y leyó--: "¡Quítese!  ¡Está sobre el tubo de oxígeno!"

 

Un Rudo Despertar

Dos pastores conversaban tocante a domingos memorables en sus respetivas iglesias sobre una taza de café. Uno dijo: "Jamás olvidare un domingo que llegué una media hora temprano al templo."  "Casi no lo podía creer que toda la congregación estaba ya, cada uno en sus acostumbrados lugares."  "Es más, muchos de ellos ya estaban de rodilla en el altar levantando sus oraciones, mientras los demás leían sus biblias silenciosamente."  "Que cosa tan fantástica" comentó su pastor compañero. Añadió,  "¿Y que hizo después hermano?" "Lo que hice después" contestó el primero, "es que desperté."

 

Desastre Inminente

Inesperadamente, los cuatro motores del avión en que viaja un sacerdote comienzan a fallar.  Sintiéndose obligado a cumplir su responsabilidad pastoral ante la inminencia del desastre, el cura dice a gritos:   

     ¡Hermanos!  No nos queda otro remedio que hincarnos y rezar por que todos vayamos al cielo.

     Desde el fondo, una voz responde:  

     ¡Pues rece rápido, padre, porque vamos en sentido contrario!

 

¡Despiertela Usted!

En el servicio dominical, el pastor hablaba muy lentamente y sin ninguna emoción, por lo que todos se estaban aburriendo de lo lindo.  De pronto, el oficiante le dice a uno de los presentes que despierte a una señora que dormía plácidamnte, a lo que el hombre responde:  

   ¡Despiertela usted!  ¡Yo no la hice dormir!

 

El Inesperado Literazo

Era una vez dos borrachos que se acuestan a dormir en una litera, y el borracho que está en la parte de arriba de la litera antes de dormirse comienza a rezar:

"Con Dios me acuesto, con Dios me levanto, la Virgen María, y San Pedro y San Pablo." 

En eso se cae la litera y el borracho que está en la parte de abajo dice:

"¿Vistes?  ¡Eso pasa por estar durmiendo con tanta gente!"

Jorobado en la Misa

Estaba un jorobado en la iglesia y escuchó al padre que dijo que todos lo hijos de Dios estaban hechos a su semejanza, y el jorobado se levantó y dijo:

¡Y yo qué soy!  ¿Un experimento?

 

Las Tres Risas

Cuántas veces se ríe un hombre cuando le cuentan un chiste?
Tres:

1.  Cuando se lo cuentan.
2.  Cuando se lo explican.
3.  Cuando lo entiende.

 

Cura Comilón

Va un señor al confesionario y justo el cura estaba comiendo.  

Entonces, el señor le dice:
"He pecado."

Y el cura le responde:
No, es pollo.

 

Adán Sin Suegra

¿Por qué Adan era tan feliz en el Jardín del Eden?
Porque no tenía idea de lo que era una suegra.  

 

Santo Zapatero

¿Cuál es el santo de los zapatos?
San dalia.

 

Falta el chiste suyo, envíelo.  

Pulse aquí.

Prosiga hacia la página siguiente
Regrese a la página del índice